¿Cuál es la diferencia entre ‘autor’ y ‘escritor’?

Generalmente, usamos ‘autor(a)’ para referirnos a la persona que ha escrito un texto: el autor de un artículo, la autora de una novela, etc.

En cambio, ‘escritor(a)’ es la profesión de quien escribe textos literarios, ya sean novelas, poesía, obras de teatro o relatos.

Por otro lado, alguien que escribe guiones para el cine o la televisón es guionista.

Atención

Al contrario que en otras lenguas como el inglés, en español no usamos la palabra ‘escritor(a)’ para referirnos al autor de un texto salvo que sea un texto literario. Así, si comentamos en clase o con nuestros amigos un artículo que hemos leído en el periódico, hablaremos del autor o de la autora del texto, no de su escritor(a).

De la misma forma, en español no usamos la palabra ‘autor(a)’ como profesión, sino solamente en relación a un texto.

 

Fuente de la imagen: “diary writing ” by Fredrik Rubensson is licensed under CC BY-SA 2.0

¿Cuál es la diferencia entre “necesitar” y “tener que”?

Muchos hablantes de inglés utilizan “necesitar” y “tener que” indistintamente, pero en español tienen matices distintos:

  • Tener que + infinitivo” es la manera más genérica de expresar necesidad u obligación en español.
  • Necesitar + infinitivo” tiene un matiz de necesidad interna. Expresa algo que nuestro cuerpo necesita para estar bien.

Por lo tanto, en español el verbo “necesitar” tiene un significado mucho más específico que el verbo “need” en inglés.

Ejemplo: ¿”Tengo que trabajar” o “Necesito trabajar”?

Tenemos que trabajar para ganar dinero, durante la jornada laboral o cuando hay una situación urgente en el trabajo:

La semana pasada estaba de vacaciones, pero nuestro principal cliente tuvo una emergencia y al final tuve que trabajar unas horas.

Necesitamos trabajar cuando llevamos mucho tiempo sin hacerlo y nuestro cerebro nos pide algún tipo de actividad mental:

Lo peor de estar en paro es que no sé qué hacer con mi tiempo. Necesito trabajar o me acabaré subiendo por las paredes.

 

Fuente de la imagen: “Work” by Hamza Butt is licensed under CC BY 2.0

¿Cuál es la diferencia entre ‘ser’ y ‘estar’?

Una explicación rápida

La diferencia entre ser y estar la podemos resumir rápidamente así:

 SERESTAR
Describe:La identidadUn estado
Ubica:Un eventoTodo lo demás

Con más detalle: Describir

Usamos ‘ser’ para definir a una persona, un lugar o un objeto; es decir, para describir las características que conforman su identidad. Por eso usamos ‘ser’ para describir la nacionalidad, la profesión o el aspecto físico:

Carlos es español.
Carlos es arquitecto.
Carlos es alto y moreno.

Usamos ‘estar’ para describir los estados de una persona, un lugar o un objeto; es decir, aquellas características que no forman parte de su identidad. Por eso usamos ‘estar’ para el estado de ánimo o el estado de salud:

Carlos está contento.
Carlos está enfermo.

Con más detalle: Ubicar

Utilizamos ‘estar’ para decir dónde está una persona, un objeto o un lugar. Por ejemplo:

Carlos está en clase.
El libro está en la mesa.
Madrid está en España.

En cambio, usamos ‘ser’ para decir dónde tiene lugar cualquier tipo de actividad o evento:

La boda es en la iglesia.
El accidente fue en la autopista.

Fíjate que algunas palabras como ‘clase’ pueden cambiar de significado en función de si usamos ‘ser’ o ‘estar’. Tras ‘ser’, ‘clase’ significa ‘lección’; tras ‘estar’, ‘clase’ significa ‘aula’:

La clase (= la lección) es a las doce.
La clase (= el aula) está en la tercera planta.

El mito de lo temporal y lo permanente

La diferencia entre los verbos ‘ser’ y ‘estar’ no tiene nada que ver con el contraste entre algo permanente y algo temporal. Pese a ser bastante popular, dos ejemplos rápidos demuestran que esta explicación no tiene ni pies ni cabeza:

Carlos es principiante.
Carlos está muerto.

Está claro que ni somos principiantes toda la vida ni morimos solo temporalmente. Ejemplos como estos hay muchos. Además, en el fondo no hay nada permanente.

Pese a esto, el mito de que ‘ser’ describe lo permanente y ‘estar’ lo temporal se mantiene, en parte porque es más fácil de entender que la diferencia entre la identidad y un estado. Sin embargo, el contraste permanente/temporal no explica muchos usos de ‘ser’ y ‘estar’ que sí explica el contraste identidad/estado, por lo que valdría la pena abandonar el primero.

¿Cuál es la diferencia entre ‘calor’ y ‘caliente’?

‘Calor’ y ‘caliente’ tienen significados muy similares pero se utilizan de manera distinta, como podemos ver en los ejemplos siguientes:

“Hace calor”

Decimos “Hace calor” cuando hace buen tiempo y la temperatura es alta.

También decimos “Hace calor” si la temperatura es alta en la habitación en la que estamos.

La frase opuesta es “Hace frío”.

“Tengo calor”

Decimos “Tengo calor” cuando hace calor y lo sentimos en nuestro cuerpo.

Por ejemplo, decimos “Tengo calor” si estamos sudando y/o nos queremos poner a la sombra.

La frase opuesta es “Tengo frío”.

“Está caliente”

Decimos “Está caliente” sobre un plato, una bebida o un objeto que está a una temperatura alta.

Por ejemplo, podemos decir “El café está caliente”, “La sopa está caliente” o “El horno está caliente”.

Las frases opuestas son “El café está frío” o “La sopa está fría”.

“Estoy caliente”

Ten mucho cuidado con esta frase porque aunque técnicamente puede significar que tienes fiebre, fuera de contexto mucha gente entenderá que buscas sexo. ¡Úsala solo cuando esto sea verdad! 😉

Créditos de las fotos
  1. Junto a “Hace calor”: “Beach” en Flickr.
  2. Junto a “Tengo calor”: “40+280 Heat” en Flickr.
  3. Junto a “Está caliente”: “Coffee at Pronto” en Flickr.